Maca tiene algo que la hace la compañera perfecta, y es que después de un partido sabes que puedes contar con ella para tomar una caña y comentar las anécdotas del partido. Trabaja mucho en la pista, y tiene un carácter muy agradable, siempre con ganas de aprender.

¿Cuántos años llevas como auxiliar?

Esta es mi séptima temporada anotando. Desde hace unas temporadas lo compagino con arbitrar, así que tengo el fin de semana a tope.

¿Qué te llevó a hacerte oficial de mesa?

Siempre he jugado al baloncesto. Al comenzar la universidad, no pude compaginar los horarios de los entrenamientos con mis clases, y para no perder el contacto con este deporte, decidí hacer el curso.

Maca en un partido de Primera Nacional Masculina en Parla, junto a los árbitros Noel y Fidalgo y los auxiliares Riaza y Maestre.

¿Qué es lo más duro de este hobby?

El tiempo que se le dedica: los madrugones para ir a los partidos y volver a casa a las mil; no tener tiempo para quedar con tus amigos o pasarlo con tu familia… Creo que una persona a la que no le guste realmente esto, no podría aguantar el ritmo.

Maca en su primera Fase Final de Senior Masculino, con Elena y Guada.

¿Qué es lo mejor de ser oficial?

Por una parte, la gente a la que conoces en los partidos: árbitros, anotadores, jugadores, entrenadores… He forjado grandes amistades gracias a este hobby. Por otro lado, el ir mejorando poco a poco en los partidos, demostrando los progresos que haces, también es algo muy satisfactorio.

Después de tantos años, ¿cómo te tomas ahora los partidos?

Sigo yendo con ciertos nervios a los partidos; nunca se sabe lo que puede pasar, y esa incertidumbre sigue existiendo a día de hoy.

Maca en su debut en Liga EBA en el Torneo de Casvi, junto a Asun Langa, Jose Valle y Miguel Rebollo.

¿Algún partido que recuerdes con especial cariño?

Los que he compartido con mis amigos más cercanos, y con los cuáles siempre cae una cañita en el postpartido.

¿Alguna anécdota divertida?

Una vez, en un descanso entre partido y partido, el delegado de campo me preparó un cola cao con galletas, ya que en el pabellón no había ni máquinas expendedoras ni tampoco ninguna tienda cerca dónde ir a comprar algo.

¿Algún consejo a los que están empezando?

Intentad absorber todas las aportaciones que os hagan los compañeros más veteranos; nadie mejor que ellos para guiaros en vuestra trayectoria, pues una vez fueron novatos como vosotros. Y sobre todo, disfrutad del baloncesto, que es lo que nos une a todos aquí.