blog AMAAB

El rincón de los árbitros y auxiliares de baloncesto de Madrid

portada Zama

Compañero del mes: Jesús Zamarreño

Todos tenemos alguna anécdota con Zama, y es que su simpatía y su trato fácil hace que pueda solucionar cualquier problema en la pista a través del diálogo, dejándonos a todos con la boca abierta. Uno de los pequeños placeres del arbitraje es poder encontrarte con él dentro o fuera la cancha.

¿Cuántos años llevas arbitrando?

Digamos que algo más de 25 años teniendo en cuenta que al menos 3 temporadas antes de entrar en el Colegio ya estaba arbitrado en otras ligas, IMD, privadas, militares,… fue una etapa muy diversa y divertida.

¿Qué te llevó a hacerte árbitro?

Un poco de casualidad y el estar siempre vinculado a la actividad deportiva hizo que un día un compañero de equipo compartiera con nosotros lo que había visto en el tablón de anuncios del IDM Carabanchel. Se trataba de una iniciativa de cursos para nuevos árbitros y anotadores. En realidad el curso fue la entrega del reglamento y la iniciativa era: “la semana que viene te doy una camiseta y te designo”. Así era por entonces, tus compañeros veteranos eran los que te ayudarían a salir adelante. Y las primeras jornadas no eran lo que se podría denominar incentivadoras.

¿Qué es lo más duro de este hobby?

Nombraré solo un apunte, aunque todos sabemos lo duro que se hace en demasiadas ocasiones. Cuando el número de partidos, (no desde hace algunos años que está perfectamente regulado y planificado y si no quieres tienes mecanismos reglados para evitarlo), hacía que no disfrutaras y aparecía la frase: “tengo que sacar x partidos”. Es una de las peores sensaciones y, sobre todo, por lo que desencadena a nivel arbitraje, personal y en relaciones inter-personales con tus compañeros.

¿Qué es lo mejor de arbitrar?

Por un lado, y más importante, las personas con las que convives, que conoces y que reencuentras tras los años. Y, por otro, la sensación de haberlo hecho bien, sabiendo, desde la experiencia, que puedes valorar objetivamente este hecho. Es una sensación extremadamente satisfactoria.

Después de tantos años, ¿cómo te tomas el arbitraje ahora?

Lógicamente la perspectiva ha cambiado y veo muchos más componentes del arbitraje y lo que le rodea, pero sigo teniendo esa responsabilidad previa al partido y la tensión durante el mismo. El día que no tenga estas dos premisas será mi último día de arbitraje.

¿Algún partido que recuerdes con especial cariño?

Mis dos primeros partidos que fueron un sufrimiento (por lo que he contado anteriormente sobre cómo comenzó todo) y sobre todo mi primer partido de la antiguamente denominada “2ª Nacional Masculina” en Casvi con MONTERO. Recordar que no había tantas categorías por encima de esta y que era una meta para muchos de nosotros. Fue un hito y así lo guardo en mi recuerdo.

¿Alguna anécdota divertida?

Divertidas… incontables, pero por nombrar una, sería las veces que arbitré, de forma voluntaria, en la cárcel de Carabanchel, donde coincidía con horario de “patio”. La sensación era muy extraña y ves un mundo totalmente diferente al que estás habituado. Si tienes un mínimo de capacidad de observación te puedes dar cuenta de infinidad de detalles francamente curiosos y contrapuestos al día a día.

¿Algún consejo a los que están empezando?

Creo que en las clases, seguimientos, reuniones mensuales etc. ya se dan muchos consejos a los nuevos compañeros que son muy válidos.

En la misma línea de los consejos, se manifiesta de forma continuada, que lo más importante del arbitraje es disfrutar y, quizás sea cierto, pero no lo es menos que, cuando se empieza, cuando se es estudiante el otro componente esencial es obtener una pequeña, pero suficiente, recompensa económica. Sin esto y sin cuidar ambas líneas nos podemos encontrar con escasez (que ya hemos vivido en algunas épocas), con falta de interés, y con una baja posibilidad de ascensos prometedores. Cuando ya estamos terminando nuestra vida de arbitraje, cuando el aporte económico te lo gastas el mismo día del arbitraje en el desayuno, en las cokes de después… está claro que esto lo hacemos por disfrutar / colaborar… En definitiva, debemos cuidar con medidas efectivas a los que comienzan ahora, y existen diferentes formas, ideas, pero hay que tener el interés de ejecutarlas eficientemente, apostando por ello. Y creo que es buen momento para lanzar iniciativas en este sentido con la colaboración de todos.

 

Anterior

Curso de árbitro 2017-2018 en Navidad

Siguiente

Carlos Merino Campos nos propone un entrenamiento para Navidad

1 Comentario

  1. Natalia

    Sencillamente me ha encantado.creo q es un buen profesional y mejor persona…de las que ya casi no abundan.espero que sigas ejerciendo esta labor por mucho tiempo…grande zama! Chapo’

Comentarios cerrados.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén