Creo que los auxiliares de Madrid siempre recordaremos con nostalgia los calcos, los bolis de punta fina, y contar con miedo las actas que llevas en la carpeta el viernes por si no te llegan para los partidos que tienes designados, pero la tecnología nos hace vida más sencilla y fácil, y la nueva acta digital no va a ser menos.

Los grandes afortunados esta temporada han sido los participantes de la Primera Nacional, tanto femenina como masculina, aunque ya se ha ido probando al inicio de la temporada en los torneos de Liga EBA y LF2. A partir de enero se tiene previsto que se utilice también en partidos de categoría Preferente.

El acta digital que realiza a través de una pequeña tableta. Foto: FBM

La empresa NBN23 proporciona la tecnología y está a disposición una guía para clubes de mantenimiento y puesta a punto, que son los que tienen las tabletas, y una para anotadores con el modo de empleo antes, durante y después del partido.

Una de las personas encargada de la formación de los auxiliares ha sido Carmen Durán Bretón, anotadora en la Liga Free Basket, y que nos comenta sobre el acta digital:

“Al principio, todo parecía  muy complicado y una locura: puntos, faltas, asistencias, rebotes, tapones… Pero con un poco de práctica, actitud y paciencia todo se convierte en rutina.

La aplicación es muy intuitiva y fácil de manejar: la base es asignar una acción a un jugador y seguir la secuencia que se deriva de ella. Es decir, de un tiro fallado obtendremos un rebote o de uno convertido, una posible asistencia. Para ello, en la parte derecha de la pantalla tenemos desplegadas todas las acciones que pueden pasar en un partido. Primero pincharemos encima y acto seguido marcaremos el jugador que la ha protagonizado. El mayor de los problemas, sobre todo en los primeros partidos, es poder seguir todo el partido y que quede reflejado en las estadísticas.

Compañeros en el primer partido de Nacional con acta digital. Foto: FBM

Por lo demás, todo son ventajas: para el aficionado, ofrece la posibilidad de seguir el partido en tiempo real a través de la web; para equipos y jugadores, ver la evolución a lo largo de la temporada, conocer los aspectos a mejorar e incluso poder comparar sus datos con el resto de participantes en la liga. Aunque, al principio, lo vemos como un engorro, para el anotador también tiene ventajas: es más cómodo, desarrollas un trabajo más completo y te conviertes en un experto en estadísticas.

Para aprender a utilizarla, a principios de septiembre, se han realizado varias sesiones prácticas con partidos reales en Buen Consejo. Tras el primer contacto y los “¡ya me he perdido!” o “¿dónde está ese botón?” han ido apareciendo las caras de satisfacción y los primeros “¡no es tan difícil!”, y se puede decir que desde el primer viernes ha habido una evolución muy buena. En el torneo de LF2 los tanteos estaban perfectos, las faltas en su sitio y muchos rebotes, asistencias, pérdidas y recuperaciones registradas. Al final es como montar en bicicleta… una vez que le coges el tranquillo, solo le ves ventajas a utilizarla.”

Introduciendo datos en el acta digital. Foto: FBM

Además, la implantación del nuevo método forzará a realizar algunos cambios más de cara a la evaluación interna de los auxiliares. Elena Mendaña, responsable del grupo de auxiliares de Primera Nacional, nos comenta que la manera de hacer informes al anotador tendrá que cambiar y adaptarse a los nuevos cambios. Aún no hay nada decidido, y habrá que esperar a la práctica para proponer una nueva forma de evaluar a los compañeros, y que así sigan mejorando como auxiliares.

Si quieres saber más, aquí está la entrada sobre la implantación de acta digital en la liga Free Basket la temporada pasada http://amaab.com/blog/2016/iii-edicion-free-basket-tablets/